Una veintena de miembros de la delegación asturiana de la ONCE vivieron su primer vuelo en parapente

Fueron pájaros por un día. Una veintena de miembros de la delegación asturiana de la ONCE disfrutaron ayer de una experiencia diferente al surcar el cielo gijonés a bordo de un parapente. «Ahí arriba se te olvida todo. Sientes la brisa y el sol en la cara y sólo oyes el trino de los pájaros. Es una sensación de paz y sosiego absoluta», explicaba minutos después de aterrizar Mati Gómez, delegada territorial de la ONCE en Asturias.

Un entorno inigualable acompañado de un tiempo ideal recibían ayer al mediodía al grupo de intrépidos asturianos que ya tuvo que suspender la actividad hace unas tres semanas por culpa de un viento demasiado fuerte. Fue también el viento el culpable de que los primeros vuelos se retrasasen un poco en esta ocasión -porque era demasiado débil-, pero, según afirmaron de forma rotunda todos los participantes, la espera mereció la pena.

Begoña Gutiérrez fue la primera en lanzarse a la aventura, acompañada por el piloto Vicente Lincango. Tras más de un cuarto de hora de vuelo, la joven apenas podía describir la multitud de sensaciones que la asaltaron en el aire. «Ha sido genial, ahora me tiemblan las piernas pero ahí arriba estaba como en una nube, repetiría sin dudarlo», aseguró. Mientras Begoña aterrizaba, los monitores de Volar en Asturias, empresa organizadora de la actividad, preparaban a Mati, que aseguraba no estar nada nerviosa. Tras las fotos de rigor y unos cuantos lametones de Denis, su simpático perro guía, levantaba el vuelo. Le siguieron Ana Fernández, Carlos García, Juan Suárez... y así, uno tras otro, los cerca de veinte integrantes del grupo disfrutaron de la sensación de libertad que da volar.

Enlace a la noticia


Video Happy - Gijón 2014

Volar en Asturias colabora en la grabación del video "We are Happy from Gijón"



Entrevistas Radio

Jorge Iglesias , Gerente de Volar en Asturias entrevistado en diversos medios

Onda Gijón

ENLACE

Entrevista en Radio 5